San Javier recordó a las víctimas fatales del covid-19

0
473

Un año de Pandemia 

  • Emoción y respeto por quienes partieron dando la lucha por su propia vida.

66 claveles blancos fueron lanzados a la pileta de la plaza de San Javier en recuerdo de las 66 personas, hombres y mujeres que perdieron la vida producto del Covid-19 en esta comuna. Y es que hace un año San Javier fue protagonista de la historia con la confirmación del caso 0 en el país. “Es un día bastante triste para la comuna, bastante especial por un sentimiento enorme porque vecinos han sido contagiados y se han ido de este mundo por el Covid. Por eso yo quisiera enviar un mensaje con mucho sentimiento y corazón a las familias que lo han pasado muy mal por sus seres queridos que se han ido, papás, mamás, hijos, tíos. Por eso nosotros los seguimos asistiendo desde el municipio, desde el departamento de salud, desde el departamento social, a todas aquellas familias que están pasándola mal producto de la pandemia”, dijo el alcalde Jorge Ignacio Silva.   

Momentos de reflexión y homenaje, para quienes partieron dando la lucha por su propia vida y para los que a pesar de tener temor a contagiarse siguen trabajando en la primera línea. “El esfuerzo que ha hecho el equipo de salud para poder abordar esta pandemia en la comuna ha sido sumamente cansador. Pero también sabemos que detrás de cada contagio de cada familia, hubo una respuesta de parte del equipo nuestro. Pese a tener 66 casos de personas fallecidas, creemos que el esfuerzo que habido detrás de todo el equipo municipal a estado a la altura de lo que requieren nuestros vecinos”, indicó el director comunal de salud Carlos Estrada Larenas.

La experiencia y vocación de los profesionales de la salud ha sido puesta a prueba frente a una de las pandemias más mortales de los últimos años, “ha sido muy complejo, ha tocado adaptarnos rápidamente a una forma de trabajar nueva, extremar las medidas de precaución para poder proteger a todos los usuarios que consultan en nuestros centros, implementar nuevas estrategias para poder atenderlos, no fallar en las atenciones de nuestros pacientes crónicos, a la vez que también atendemos a estos pacientes respiratorios y ampliar las visitas a domicilios en el caso de pacientes que no puedan salir porque son más vulnerables a enfermarse”, señaló la médico del CESFAM de esta comuna Silvia Aguilar Salas.   

Agregó que, “me ha tocado ver a muchos colegas a mi alrededor que se han enfermado, afortunadamente acá en la comuna no hemos tenido ningún funcionario de salud que haya fallecido, pero si hemos visto bastantes casos a nivel nacional que si han ocurrido”. 

La pandemia provocó que muchas personas perdieran su fuente laboral y con ello familias completas quedaran sin el sustento diario. De ahí nació la idea de asistir a cientos de vecinas y vecinos que lo estaban pasando mal. “A pesar de lo triste y difícil que ha sido este año, ha sido una oportunidad para demostrar nuestra vocación de servicio, para poder llegar a las familias que lo están pasando mal, que muchas veces fueron discriminadas, recordemos que al inicio los primeros casos que se vieron afectados por esta terrible enfermedad fueron discriminados por sus propios vecinos. Entonces para nosotros fue indispensable tomar contacto con estas personas, entregarles una ayuda a varios sectores productivos de la comuna. Además de la entrega de ayuda social a más de mil familias, con el pan de cada día y harina de forma gratuita durante la fase 1”, reconoció la directora de desarrollo comunitario Soledad Villena González.